Psicodrama en las organizaciones: Una propuesta para estudiantes curiosos de PI/O

        La teoría de Jacob L. Moreno es una de las metodologías que menos se hablan. Seguramente, conversamos de Jacob Moreno y la curiosidad comienza a levantar sospechas de un artista de Hollywood.  La realidad es que indirectamente tiene algo que ver, pero nunca hizo películas. 

     Jacob L. Moreno es conocido como el padre del psicodrama o drama terapia.  El psicodrama es teoría que utiliza la sociometría como aspecto cuantitativo y las técnicas dramáticas como medio de expresión en la terapia. Una sesión común se esperaría elementos de acción del cuerpo del actor o protagonista (paciente) e interacción con otros por medio de la improvisación. La improvisación en el teatro es un tipo de juego que pretende contar una historia sin la planificación previa a la escena. Al combinar esta técnica con la teoría de roles y elementos reales de la situación que este atravesando la persona o el grupo podemos ventilar más información sobre la situación. El objetivo fundamental en la psicoterapia psicodramática es, a través del encuentro terapéutico (director-protagonista[s]), ayudar a modificar los patrones de relación con los demás y con uno mismo, que se mantienen rígidos, ofreciendo la posibilidad de vivenciar alternativas a la propia realidad ya conocida.

     Como una persona que se apasiona por el teatro y la expresión escénica, considero que es una herramienta poderosa para trabajar aspectos organizacionales. Como mencioné al darles el resumen, el psicodrama es una herramienta que se basa en la interacción social y la acción de nuestro cuerpo hacia esas experiencias vividas o por vivir.  Probablemente, situaciones tensas entre personas o grupos, esta técnica ayuda a que espontáneamente surja una nueva manera de ventilar y reorganizar las ideas en torno a uno y lo que quiere proyectar en la vida de cada uno. En este artículo vamos a exponer algunas de las intervenciones organizacionales que podríamos implementar como parte del plan de acción por el bien organizacional. 

Antes de comenzar esta intervención, es importante hacer un ejercicio o juego teatral de calentamiento donde se permita la conexión con el ejercicio y tema que se desea profundizar. Se espera que través de la acción, las situaciones, vivencias, sueños, conflictos, emociones y sentimientos del protagonista se pudiera ser capaz de actuarlos y vivenciarlos, no solo contarlos.     


Importante: Estas dinámicas deben ser llevadas con el debido procedimiento y protección de la integridad del personal. Este escrito solo es propuesta como una estrategia basada en intervenciones terapéuticas, por lo que deben tener el cuidado de un profesional de la salud mental para asegurar el procedimiento adecuado. 

Intervención grupal:

La intervención grupal con un enfoque psicodramático pretende poner en perspectiva a una serie de actores.  Los actores van a estar en una improvisación teatral. En toda improvisación hay: introducción, conflicto y solución del conflicto. Por lo regular, nunca se establece la persona que va a empezar la improvisación, esto permite a fluir mejor las ideas y permitir que el liderazgo permita la fluidez de la dinámica. En este ejercicio se va a presentar una situación que sea preocupante y por la que se hayan citado al grupo y se les va a pedir que interactúen. En la historia de la situación, se podría cambiar un elemento: el lugar donde ocurrió, otro personaje que no hubo antes en la situación, se puede permitir a los actores que añadan los elementos que deseen pero la finalidad de la historia debe ser la misma: solución del conflicto. De no querer apelar a la situación directamente, se puede modificar la situación para que se intente resolver el conflicto indirectamente.

Rol de moderador: Observar la historia narrada por el grupo y procurar mantenerla dentro de los estándares para resolver el conflicto. No se recomienda tener grupos de una cantidad mayor a 5 personas para mantener control sobre ello.

Intervención individual:

Cuando una persona se encuentra en un conflicto constante con sus decisiones, una posible solución a esta incertidumbre es pensar desde afuera; como observándote desde un mostrador. La intervención individual es una de las terapias más utilizadas por su versatilidad de improvisación en torno a la propia historia. Un ejercicio que tiende a funcionar es el de la silla vacía. En este ejercicio el actor se sienta en una silla y narra su conflicto o situación. El moderador indaga en la historia lo más posible para obtener suficiente información y luego le pide al actor que se siente mirando defrente a la silla donde estaba sentad@. En esta ocasión, se le pide que le hable a la silla como si estuviera sentad@ ahí, aconsejándose a sí mism@ y tratando de escuchar su propia historia. Algunas veces el ejercicio se puede desarrollar intercambiando sillas con el moderador y se le pide al actor que haga las preguntas. El moderador en este caso narra la historia y se le pide al actor que haga las preguntas necesarias para aclararla. Si aún no está muy convencido completa la historia y propone soluciones a la situación.

En otro ejercicio: Podría invitar a otros actores secundarios que sean de confianza del actor principal. Se colocan 3 sillas y se le otorga una cualidad a cada una. La primera silla es el actor en el presente, la segunda silla es las limitaciones del actor y la tercera son las posibilidades si se llegara a acabar la situación. Luego, se le pide a los actores secundarios que se siente uno en cada silla y que el actor principal camine por el espacio. Mientras el actor principal camina por la escena, los actores secundarios verbalizan exactamente lo que expresó el actor principal en cada silla. El actor principal entonces determina cómo se expresan su actualidad, limitaciones y posibilidades; y determinará la versión que más sobresale, o a la que debería prestarle mayor atención.

Intervención de dos personas:

       En conflictos entre dos personas es una estrategia muy efectiva. La mayoría de las dinámicas en esta modalidad son de expresión corporal, conección visual y de comunicación.  Por ejemplo: La dinámica del espejo es una estrategia que exige a los actores a imitar sus movimientos, repitan sus palabras y se miren uno al otro. Del mismo modo se les solicita que hagan una misma escena los dos simultáneamente. En el ejercicio oficial, se le solicitaría a los actores que intercambiaran roles y que respetuosamente presentaran la situación que enfrentaron pero interpretando el rol del compañero. Es importante que este ejercicio se haga con cautela, respeto, escrutinio y con la prevención de que ambas partes se encuentren mentalmente preparadas para enfrentar la situación que los detiene de progresar como equipo.

Y aquí les presentamos una manera creativa de intervenir en un conflicto utilizando estrategias de drama terapia. Es importante que aclaremos que son intervenciones que estan dirigidas a un proceso terapeutico y que deben ser implementadas por personas capacitadas y con licencia en esta area de la psicologia. En aspectos de utilizarla como ejemplo de intervencion de conflictos en las organizaciones debe ser utilizando como metodo mediador y no de terapia; e implementado por expertos de la conducta organizacional, como lo son psicólogos industriales y organizacionales para evitar que este acercamiento atente contra la salud del personal que participa de la dinámica. Gracias por compartir con nosotros en este blog, no duden en escribirnos. Nos vemos la semana que viene.